SEXTING, CONSUMO DE DROGAS Y CONDUCTA SEXUAL DE RIESGO EN ADOLESCENTES: UNA REVISIÓN SISTEMÁTICA

 

SEXTING, DRUG USE AND SEXUAL RISK IN ADOLESCENTS A SYSTEMATIC REVIEW

 

 

Diana Moreno-Bernal, Carolina Valdez-Montero, Mario EnriqueGámez-Medina,

Jesica Guadalupe Ahumada-Cortez

Escuela Superior de Enfermería Mochis, Universidad Autónoma de Sinaloa

E-mail: morenodiana10.13@gmail.com, {carolina.valdez, mario.gamez, jesica.ahumada.cortez}@uas.edu.mx

 

 

 

(Enviado Noviembre 15, 2017; Aceptado Diciembre 19, 2017)  

 

 

 

Resumen

El avance de la tecnología y la aceleración de los tiempos ofrece a los adolescentes nuevos espacios y nuevas formas de dinámica social, llevando a que las redes sociales se conviertan en un papel importante.Esta nueva tendencia de conversaciones, así como el natural deseo de explorar la sexualidad ha llevado a los adolescentes a interesarse por un nuevo fenómeno conocido como sexting. El objetivo de la presente revisión es analizar la información disponible sobre sexting y su relación con el consumo de drogas y la conducta sexual de riesgo. Se encontraron 11 artículos que abordaban la práctica de sexting, el consumo de drogas y la conducta sexual en adolescentes y jóvenes. Los estudios demostraron que la práctica de sexting se incrementa al consumir algún tipo de droga como el alcohol, marihuana, u otras sustancias, así como, involucrarse en conductas sexuales de riesgo tales como sexo anal, vaginal, u oral sin protección.

 

Palabras clave:Sexting,Conducta Sexual, Drogas, Adolescentes.

 

Abstract

The advancement of technology and the acceleration of time offers adolescents new spaces and new forms of social dynamics, leading to social networks becoming an important role. This new trend of conversations, as well as the natural desire to explore sexuality has led teens to become interested in a new phenomenon known as sexting. The objective of the present review is to analyze the available information on sexting and its relationship with the use of drugs and sexual risk behavior. We found 11 articles that addressed the practice of sexting, drug use and sexual behavior in adolescents and young people. Studies showed that the practice of sexting is increased by consuming some type of drug such as alcohol, marijuana, or other substances, as well as, engaging in risky sexual behaviors such as anal, vaginal, or oral sex without protection.

 

Keywords: Sexting, Sexual Behavior, Drugs, Adolescents.

 


1      INTRODUCCIÓN

 

La forma de socializar entre jóvenes y adolescentes ha sufrido grandes cambios en los últimos tiempos. El avance de la tecnología y la aceleración de los tiempos ofrece hoy a los adolescentes nuevos espacios y nuevas formas de dinámica social [1], considerando las redes sociales a través del Internet un elemento indispensable para la socialización e interacción; que además de permitir hacer pública cierta información personal, ofrece la oportunidad de mantener conversaciones privadas entre los usuarios [2]. Esta tendencia de conversaciones, así como el natural deseo de explorar la sexualidad ha llevado a los jóvenes a interesarse por un nuevo fenómeno conocido comúnmente como sexting. El termino sexting lo definenYbarra y Mitchell [3] como el acto de enviar, recibir o publicar mensajes, fotos o vídeos sexualmente provocativos o explícitos a través de un teléfono celular o una red social.

 

A su vez, la práctica del sexting se ha convertido cada vez más común entre adolescentes,donde existen riesgos y peligros de compartir imágenes de tipo sexual de sí mismos en redes sociales en las que no existe una verdadera privacidad [4]. En recientes estudios se ha mostrado que la prevalencia de la práctica de sextingen adolescentes varía entre un 7% y un 27% [5]. Sin embargo, la evidencia científica enfocada al sexting respecto a las diferencias entre sexo han sido controversiales, por lo cual, la evidencia no ha podido ser contundente respecto a si los hombres o las mujeres se involucran más en el sexing [3, 6, 7].Asimismo, un factor que influye para que se practique el sexting, es la etapa de la adolescencia,dónde surgen cambios biopsicosociales, la búsqueda desensaciones, y la interacción social con otros adolescentes [8]. Es una etapa de vulnerabilidad para lasconductas sexuales de riesgo, donde existe la posibilidad de adquirir Infecciones de Transmisión Sexual (ITS) o un embarazo no planeado [7].

 

 

2     ESTUDIOS RELACIONADOS

 

Diversos estudios han mostrado una estrecha relación entre este fenómeno y el acto de realizar conductas sexuales de riesgo en adolescentes. Ybarra et al., señalanque el 51% de los hombres había tenido sexo vaginal sin uso del condón después de haber enviado un sext [3]. Por otro lado, Olatunde y Balogun, reportaron que el 15.4% de los adolescentes habían tenido relaciones sexuales por primera vez con alguien después de haber enviado o recibido una foto o un mensaje de texto sexualmente provocativo [9]. Davis et al., mencionaron que los individuos que tenían historial de haber recibido un sext de su pareja o un pretendiente tuvieron más sexo sin protección y en ocasiones sexo oral en los últimos 30 días. También señalaron que estos individuos habían tenido sexo mientras estaban bajo los efectos de alguna droga o el alcohol [10].

 

De acuerdo con Temple et al. la prevalencia de haber consumido alcohol, alguna droga ilícita o la marihuana fueron mayor en adolescentes que habían enviado un sext en comparación con adolescentes que no realizan esta práctica [11]. Similar a lo encontrado por Benotsch et al.que mencionaron que los individuos que practican esta conducta tenían mayor probabilidad de reportar el consumo reciente de alguna droga recreativa incluyendo el alcohol, la marihuana, éxtasis o la cocaína [6].

 

Dado que la investigación sobre la conducta de sexting está en sus primeras etapas y ha habido una gran variación en las preguntas, el método y el campo de investigación, existe la necesidad de una revisión sintetizada. Por lo anterior, el objetivo de la presente revisión es analizar la información disponible sobre sexting y su relación con el consumo de drogas y la conducta sexual de riesgo en adolescentes.

 

 

3       METODOLOGÍA   

 

Para asegurar la calidad de los estudios, la revisión se llevó acabo siguiendo los siete pasos del modelo de Cooper [12]; 1). La formulación del problema, 2). Búsqueda de literatura, 3). Reunión de información de los estudios, 4). Evaluación de la calidad de los estudios, 5). Análisis e integración de los resultados, 6). Interpretación de la evidencia y 7). La presentación de los resultados.

 

        Se realizó la búsqueda de la literatura por medio de las diferentes bases de datos tales como; PUBMED, CONRICYT, EBSCO Académico, Elsevier, Springer y Google Académico por medio de los diferentes descriptores dados a conocer mediante el MeSh (Medical Suject Headings): Sexting, sexual risk behaviors, sexual conduct, adolescentesyteens, durante el mes de Febrero del 2017 donde se tomaron en cuenta los artículos publicados en los últimos 7 años, de Enero del 2010 a Enero del 2017. En septiembre del mismo año se realizó una segunda búsqueda donde se encontraron artículos más actuales.

 

        La información de los estudios se analizó a través de la lectura del resumen de los artículos. Se buscó que los artículos mostraranla relación de sexting con el consumo de drogas y la conducta sexual de riesgo. Luego se analizó el contenido completo de los artículos excluyendo aquellosde metodología dudosa o poco clara. Para evaluar la calidad de los estudios se elaboró una tabla donde se incluyó: autor y año, país, muestra, rango de edad, procedencia, muestreo, nombre de la revista y el tipo de instrumento utilizado para la medición.Se seleccionaron los artículos incluidos en la revisión por medio del Diagrama de flujo de QUORUM (Quality of Reporting of Meta-analyses)(Fig. 1).

 

 

4      RESULTADOS

 

4.1   Características de los estudios

 

En la Tabla 1 (al final del documento) se presentan las características de los estudios, considerando; el país donde se llevó acabo el estudio, el tamaño y las características de la muestra, la edad, procedencia de los participantes, el tipo de muestreo utilizado en el estudio, el nombre de la revista, y la fiabilidad de los datos y los instrumentos usados.

 

        Se puede apreciar que los estudios realizados en su gran mayoría fueron en Estados Unidos, con una muestra entre 200 y 3,000 adolescentes y jóvenes con un muestreo probabilístico. Las revistas de los estudios seleccionados tienen un factor de impacto entre 1.45 y 3.87.

 

 

Figura03.tif

Figura 1 QUORUM/ Selección de estudios..


En la Tabla 2 se presenta la práctica de sexting (enviar, recibir e historial de sexting), se puede señalar que el estudio de Benotch y Ferguson [6] utilizaron las 3 prácticas. Asimismo, se puede señalar que la mayoría de los estudios indican que utilizan el celular o un smartphone para practicar sexting y principalmente lo hacen a través de mensajes.

 

 

Tabla 2 Medios, dispositivo y práctica de Sexting.

Autor

E

R

H

Medio

Dispositivo

Ferguson [13]

+

+

+

Mensaje

Celular

Gordon-Messer et al. [14]

+

 

 

Mensaje

Celular

Temple et al. [11]

+

+

 

Internet

Computadora

Benotsch et al. [13]

+

+

+

Mensaje

Celular

Houck et al. [15]

+

 

 

Email

Computadora

Rice et al. [17]

+

+

 

Mensaje

Celular

Ybarra y Mitchell [3]

+

 

 

Internet

Smartphone

Sevcikova [16]

+

+

 

Internet

Celular

Davis et al. [10]

+

+

 

Internet

Smartphone

Gamez et al.  [7]

+

 

 

Mensaje

Smartphone

Rice et al. (2017)

+

+

 

Internet

Smartphone

Fuente=Elaboración propia.

Nota: R=Recibir, E=Enviar, H=Historial de Sexting.

 

 

 

 

 

 

 

Tabla 3 Relación del Sexting con la conducta sexual de riesgo y el consumo de drogas.

 

Autor

Sexting

Conducta Sexual

Consumo de Drogas

MPS

SVSC

SASC

SOSC

SCAD

ASL

Alcohol

Drogas Ilícitas

Ferguson [13]

R

*

*

*

*

*

*

*

E

Gordon-Messer et al. [14]

E

*

*

*

Temple et al. [11]

R

*

E

Benotsch et al. [6]

R

*

E

Houck et al. [15]

E

*

*

*

*

*

*

Rice et al. [17]

R

*

*

*

*

*

*

E

Ybarra y Mitchell [3]

E

*

*

*

*

*

Sevcikova [16]

R

*

*

*

E

Davis et al. [10]

R

*

*

E

Gamez et al. [7]

E

*

*

*

*

Rice et al. [17]

R

*

*

*

E

 

Fuente= Elaboración propia.

Nota: R=Recibir, E=Enviar, MPS=Múltiples Parejas Sexuales , SVSC=Sexo Vaginal Sin Condón, SASC=Sexo Anal Sin Condón, SOSC= Sexo Oral Sin Condón, SCAD= Sexo bajo el Consumo de una Droga, ASL= Actividades Sexuales en Línea.


4.2   Relación de las variables de Sexting, consumo de drogas y conducta sexual de riesgo

 

En la Tabla 3 se presentan los resultados de los 11 estudios que hacen referencia a la relación que existe entre el sexting con la conducta sexual de riesgo y el consumo de drogas.El estudio de Benotch, Snipes, Martin y Bull [6] demuestra que el los individuos que reportaron sexting eran más probables de reportar el uso constante de drogas recreativas incluyendo el alcohol, marihuana, éxtasis y cocaína. También demostraron que los individuos que practicaron sexting fueron más probables de reportar múltiples parejas sexuales en los últimos 3 meses, relaciones sexuales sin protección y sexo después de haber consumido alcohol.

 

Ferguson [13] encontró que el sexting no estaba relacionado con conductas sexuales de riesgo con excepción a las relaciones sexuales sin uso de algún método de control prenatal. Al igual, sexting no se correlacionó con la vida sexual, pero si se relacionó con el placer sexual.

 

A su vez, el estudio de Temple, Le, Berg, Ling, Paul y Temple [11] demostró que la prevalencia de haber iniciado las relaciones sexuales, tener sexo, tener múltiples parejas sexuales y haber consumido alcohol u otras drogas fueron mayores en los participantes que envían, reciben o piden un sext. El estudio también demostró que a menor edad del adolescente es menor involucramiento en la práctica de sexting y mayor probabilidad de molestarse si le piden un sext.

 

Por su parte Ybarra y Mitchell [3], encontraron que las relaciones sexuales están asociadas con mayores probabilidades de haber enviado o mostrado una foto sexual de sí mismo en el último año.

 

De acuerdo a Gordon-Messer, Bauermeister, Grodzinski y Zimmerman [14] todas las actividades sexuales estaban asociadas con mayores probabilidades de haber enviado o mostrado fotos sexuales de sí mismos.De igual manera, Houck, Barker, Rizzo, Hancock, Norton y Brown, [15] señalan que los adolescentes que envían mensajes de texto o fotos reportaron mayores intenciones de involucrarse en actividades sexuales.

 

Otro estudio realizado por Gámez et al.reportó que la forma más común de participar en sexting era por medio de los mensajes escritos, cabe señalareste estudio realizó la comparación entre identidad sexual donde resultó significativo, con mayor práctica de sexting entre los adolescentes que no se identifican como heterosexuales comparado con los que se identifican como heterosexuales [7].

 

Por otra parte, el estudio realizado por Davis et al.[10] mostró que los participantes eran más probables de recibir un sext que enviarlo. El tipo de sext más común recibido por los hombres eran fotos desnudas. Asimismo, los autores encontraron que los participantes que reciben o envían un sext a una pareja estable están expuestos a ver pornografía y a hablar con un amigo sobre sexo. También encontraron que enviar un sext a una pareja estable o a un pretendiente estaba relacionado a más sexo oral sin protección. El recibir un sext de una pareja estable y recibir uno de un pretendiente se relacionó con un mayor consumo drogas/alcohol durante el sexo en los participantes del estudio y sus parejas.

 

Sevcikova [16] en su estudio demostró resultados fuertemente significativos en la población de jóvenes mayores donde los adolescentes de mayor edad (OR=2.89; p<.001) y el uso de alcohol (OR=1.66; p<.01) fue asociado significativamente con el sexting y mayores conductas sexuales de riesgos (OR= 3.38; p<.001). Asimismo, Rice et al. [17] reportaron que aquellos que reciben sexts también eran más probables en enviar un sext. Haber enviado o recibido un sext tenía mayor probabilidad de involucrarse en sexo sin protección en la última relación sexual. El estudio también demostró que tener relaciones sexuales se relacionó con enviar y recibir sexts, así como también, realizar sexo oral y anal se asoció positivamente con el uso excesivo de mensajes de mensajes de texto y haber enviado y recibido sext.

 

 

4.3 Comparación por sexo de las variables de Sexting y conducta sexual de riesgo

 

Se realizó la comparación por sexo de las variables de sextingy la conducta sexual de riesgo (Tabla 4). El estudio de Benotch, Snipes, Martin y Bull [6]demostró que los hombres reciben y envían sexting sin embargo no influye en las conductas sexuales de riesgo en comparación con las mujeres en donde se presentó que a mayor envió o recibir de sexta mayor involucramiento de conductas sexuales.

 

Temple, Le, Berg, Ling, Paul y Temple[11] mencionaron que las mujeres que reportaron haber mandado un sext también estaban involucradas en tener relaciones sexuales y los hombres que mandaron un sext ya habían tenido múltiples parejas sexuales y relaciones sexuales anteriormente.

 

Ybarra y Mitchell [3], encontró que la mayoría de las mujeres y hombres jóvenes envían o muestran fotos sexuales en línea. De igual manera, las mujeres tenían mayor probabilidad de involucrarse en sexting a comparación de los hombres [3].De acuerdo a Gordon-Messer, Bauermeister, Grodzinski y Zimmerman [14], las mujeres eran más propensas en participar sexting que los hombres.  El estudio de Gámezet al. [7] reportó que los hombres envían con mayor frecuencia textos sexuales en comparación a las mujeres. Y el estudio de Rice et al. [17] demostróque los hombres que envían sexts mostraron mayor probabilidad de ser sexualmente activos.Por otro lado, Sevcikova mencionó que las mujeres de 11 a 16 años eran más probables en involucrarse en enviar un sext en comparación a los hombres que presentaban mayor posibilidad de realizar alguna conducta sexual de riesgo. Asimismo, el estudio demostró que las adolescentes de menor edad que consumen alcohol son más probables de involucrarse en sexting y los adolescentes de menor edad eran 4 veces más probables de participar en esta actividad bajo efectos del alcohol [16].

 

Tabla 4 Comparación por sexo de sexting y conducta sexual de riesgo.

Autor

Hombres

Mujeres

R

E

MPS

SVSC

SOSC

SASC

R

E

MPS

SVSC

SOSC

SASC

Benotsch, et al. [6]

+

+

 

 

 

 

+

+

 

+

+

+

Gordon, et al. [14]

+

+

 

 

 

 

+

+

 

 

 

 

Temple et al. [11]

 

+

+

+

+

+

 

+

+

+

+

+

Gámez et al. [7]

 

+

 

 

 

 

 

+

 

 

 

 

Sevcikova [16]

 

+

 

+

+

+

 

+

 

 

 

 

Ybarra et al. [3]

 

+

 

+

+

+

 

+

 

+

+

+

Rice et al. [17]

+

+

 

+

+

+

 

+

 

+

 

 

Fuente: Elaboración propia.

Nota= R=Recibir, E=Enviar, MPS= Múltiples Parejas Sexuales, SVSC= Sexo Vaginal Sin Condón, SOSC=Sexo Oral Sin Condón, SASC=Sexo Anal Sin Condón.

 

 

 

5       DISCUSIÓN

 

El objetivo de esta revisión sistemática fue analizar la información disponible sobre sexting y su relación con el consumo de drogas y las conductas sexuales de riesgo en los adolescentes. Se encontraron diversos estudios en los que sexting se correlacionaba con diferentes variables tales como las conductas sexuales, consumo de drogas, ciberbullying, acoso entre otros. Fue evidente que la información sobre este fenómeno es escasa, sin embargo, se encontraron datos significativos los cuales se discutirán a continuación.

 

        La definición de sexting a medida que avanza la tecnología va cambiando debido al medio por el cual se envían o reciben estos mensajes, fotos o videos con contenido sexual. Benotsch et al.[6] define sexting como la acción de enviar fotografías sexualmente explicitas o provocativas por medio de mensajes de texto [6]. Mientras que en un estudio más reciente realizado por Gámezet al.se define sexting como la creación o envió voluntario de mensajes de texto, fotos o videos con contenido personal sexual por medio del internet o un teléfono celular [7]. De los 11 estudios encontrados 8 utilizan solo el celular y 3 utilizan ambo.

 

        De igual manera, la medición de sexting fue variada en los diversos estudios, debido a que algunos de los autores consideraban recibir, enviar y/o publicar a través de mensajes, fotos o videos con contenido sexual. Houck et  al. consideró solo el envío  de sext [15], mientras que


Sevcikova consideró el enviar y recibir sexts. De igual manera se demostró una variedad respecto al uso de los medios de practicar de sexts de acuerdo al sexo de los participantes, encontrando que los hombres eran más probables de recibir un sext, que las mujeres quienes son más probables a enviar [16].

 

Sexting es un fenómeno influenciado por diferentes aspectos, como la conducta sexual y el consumo de drogas y alcohol. De acuerdo con Sevcikova la acción de sexting aumenta significativamente con el uso constante de alcohol y drogas en ambos sexos, mientras que en la conducta sexual los hombres que ejercen sexting muestran mayor probabilidad de tener relaciones sexuales [16]. Al igual que Benotsch [6] que indicó que sexting está asociado con haber tenido múltiples parejas sexuales y el consumo de sustancias.

 

Se realizó la comparación de sexting entre sexo. Temple et al. [11], Gordon-Messer Bauermeister, Grodzinski y Zimmerman [14] y Sevcikova [16] no encontraron diferencia significativa en cuanto a hombres y mujeres.

 

 

6      CONCLUSIÓN

 

De acuerdo al análisis de los estudios se puede concluir que el sexting se presenta con mayor frecuencia en los hombres, sin embargo, no deja de ser alarmante el porcentaje de mujeres que practican este fenómeno. Las mujeres son más propensas a enviar un sexts en comparación con los hombres. Cabe mencionar que la conducta de sexting en los adolescentes incrementa al consumir algún tipo de droga como el alcohol, marihuana, u otras sustancias toxicas. Esto a su vez aumenta las posibilidades de involucrarse en alguna conducta sexual de riesgo tales como sexo anal, vaginal, u oral sin protección. Se menciona que los adolescentes presentan mayor involucramiento en la práctica de sexting y, sin embargo, el rango de edad en el cual se presenta esta conducta va en descenso cada vez más.  Por lo anterior, se recomienda seguir realizando investigaciones enfocadas al uso de las tecnologías como lo es el sexting y sus potenciales factores de riesgo para poder considerarlos en el diseño de intervenciones enfocadas a ese fenómeno y así disminuir las conductas de riesgo principalmente en los adolescentes.

 

 

7      REFERENCIAS

 

[1]     Farjado, M.; Gordilo, M.; Regalado, A. Sexting: Nuevos usos de la Technologia y la Sexualidad en Adolescentes. International Journal of Development and Educational Psychology. 1(2013), pp. 521-534.

[2]     Mercado, C.; Pedraza, F.; Martínez, K. Sexting: Su definición, factores de riesgo y consecuencias. Revista Sobre la Infancia y adolescencia 10(2016), pp. 1-10.

[3]     Ybarra, M.; Mitchell, K. Sexting and its relation to sexual activity and sexual risk behavior in a national survey of adolescents. Journal of adolescent health. 55, 6(2014), pp.  757-764.

[4]     Almansa, A.; Fonseca O.; Castillo A. Redes sociales y jóvenes. Uso de Facebook en la juventud colombiana y española. Comunicar Revista Científica de Educomunicación, 20, 40(2013), pp. 127-135.

[5]     Cooper, K.; Quayle, E.; Jonsson, L.; Svedin, C. Adolescents and self-taken sexual images: A review of the literature. Computers in Human Behavior, 55(2016), pp.  706–716.

[6]     Benotch, E.; Snipes, D.; Martin, A.; Bull, S. Sexting, Substance Use, and Sexual Risk Behavior in Young Adults. J. Adolesc. Health. 52, 3(2013), pp. 307-313.

[7]     Gamez, M.; de Santisteban, P.; Resett, S. Sexting among spanish adolescents: Prevalence and presonality profiles. Psicothema 19, 1(2017), pp.  29-34.

[8]     Organización Mundial de la Salud (OMS) Infecciones de Transmisión Sexual. URL:www.who.int/mediacentre/factsheet. (15.10.2016).

[9]     Olatunde, O.; Balogun, F. Sexting: Prevalence, Predictors, and Associated Sexual Risk Behaviors Among Postsecondary School young people in Ibadan, Nigeria. Frontiers in Public Health 5(2017), pp. 916.

[10]  Davis, M.; Powell, A.; Gordon, D. Kershaw I want your sext: Sexting and sexual behavior emerging in Adult Minority Men. AIDS Education and prevention 28, 2(2016), pp.138-152.

[11]  Temple, J.; Le, V.; Berg, P.; Ling, Y.; Paul, J.; Temple, B. Brief Report: Teen Sexting and Psycho-Social Health. Journal of Adolescent Health. 37, 1(2014), pp. 33-36

[12]  Cooper, H. Research synthesis and meta-analysis: a step-by-step approach. 4th ed. California: Kinight, 2007.

[13]  Fergunson, C. Sexting behaviours among young hispanic women: Incidence and Association with Other High-risk Sexual Behaviors. Psychiatric Quarterly, 82, 3(2011), pp. 239-243.

[14]  Gordon-Messer, D.; Bauermeister, J. A.; Grodzinski, A.; Zimmerman, M. Sexting among young adults. Journal of Adolescent Health, 52, 3(2013), pp.  301-306.

[15]  Houck, C.; Barker, D.; Rizzo, C.; Hancock, E.; Norton, A.; Brown, L. Sexting and Sexting Bahavior in At-Risk Adolescents. Pediatrics 133, 2(2013), pp. 276-282.

[16]  Sevcikova, A. Girls and Boys Experience With Teen Sexting in Early and Late Adolescence. Journal of Adolescent Health. 51 (2016), pp. 156-62.

[17]  Rice, E.; Gibbs, J.; Winetrobe, H.; Rhoades, H.; Plant, A.; Montoya, J.; Kordic, T. Sexting and sexual behaviors among middle school students. Pediatrics 134, 1(2014), pp.  21-28.

 

 

 

Tabla 1 Características de los estudios.

Fuente: Elaboración propia.

Autor y Año

País

Muestra

Edad

Procedencia

Muestreo

Revista

Instrumento

Ferguson  (2010) [13]

EU

207 mujeres jóvenes

16 a 25 años

Hispanos en Universidades del Sur

Aleatorio 

Psychiatr Q

Survey of sexual behaviors including high-risk sexual behaviors

Gordon-Messer et  al. (2012) [14]

EU

827 participantes

18 a 24 años

 Adultos jóvenes de EU

Muestreo dirigido por entrevistados

Journal of Adolescent Health

Online questionnaires assessing demographics 

Temple et al. (2012)

[11]

EU

948 estudiantes de escuela pública

14 a 19 años

7 escuelas públicas en el sureste de Texas

Pobabilistico

Arch Pediatr Adolesc Med

Questionario sobre Sexting

Benotsch et al. (2012) [6]

EU

763 jóvenes adultos

18 a 25 años

Universidades públicas en la región Atlántica

Probabilístico

Jounal of Adolescent Health

Online questionnaires assessing demographics

Houck et al. (2013) [15]

EU

420 participantes

12 a 14 años

5 secundarias de la zona urbana en Rhode Island

Aleatorio simple

Pediatrics volume 133

Project TRAC (Talking about Risk and Adolescent Choices)

Rice (2014) [17]

EU

1173 estudiantes

10 a 15 años

Secundarias públicas en Los Ángeles California

 Muestreo dirigido por entrevistados

Pediatrics Volumen 134

Cuestionario

Ybarra y Mitchell (2014) [3]

EU

3715 participantes

13 a 18 años

De quinto año en adelante

Aleatorio

Journal of Adolescente Health

Sexting Questionnaire

Depression Scale-revised

Sevcikova (2016) [17]

Europa y Turquia

25,000 participantes

9 a 26 años

Países de Europa y Turquía

Aleatorio simple

Journal of Adolescents

Cuestionario sobre sexting y conducta sexual y consumo

Davis, et al. (2016) [16]

EU

119 hombre jóvenes

18 a 25 años

Comunidad de New Haven, CT.

Bola de nieve

AIDS Education and Prevention

Sexual attitude scale

Risky and Reckless behavior

Positive Sexual Sensation Seeking

 Gámezet al. (2017) [7]

España

3,223 adolescentes

12 a 17 años

7 escuelas públicas y 4 escuelas privadas

 Aleatorio

Psicothema

German Socio-Economic Panel (GSOEP) Big Five Inventory (BFI-S)

Sexting Questionnaire

 Rice et al. (2017) [17]

EU

1,208 estudiantes

 

12 a 18 años

Escuelas del Distrito de los Ángeles del noveno al doceavo año

Probabilístico

Child Development

Cuestionario sobre sexting


.

Enlaces refback

  • No hay ningún enlace refback.


--------------------

ISSN: 2387-0893

Editorial SEICIT

Rambla Cataluña 22, 
08007, 
Barcelona, España.

revista.riti@gmail.com


Indexación